Sin miedo vamos

Sólo hay dentro del Partido Nacional, para poder llevar adelante estos cambios con firmeza y sin vueltas, un candidato que ha sabido interpretar muy bien el sentimiento de los uruguayos. Ese candidato es Jorge Larrañaga, que sin miedo se la jugó, en solitario, y en solitario va recorriendo caminos

0
Jorge Larrañaga (Foto RV/ICN Diario)

Por Ruben Castelli.-

El 23 de mayo de 2018, el Senador y Pre Candidato del Partido Nacional, sector Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, comenzaba a dar batalla a un flagelo enorme que mantiene en vilo a la sociedad toda que es la inseguridad y la inoperancia del gobierno para combatir la delincuencia.

Nació Vivir Sin Miedo, una campaña seria, responsable y enfocada directamente a este punto que para nosotros no admite más demoras, pero parecería ser que para el Frente Amplio esto es secundario, cuando por mandato constitucional es obligación del Estado velar por nuestra seguridad.

La idea de Larrañaga se fue prendiendo en la gente, al tiempo que aparecieron los detractores desde fuera y dentro del partido, y que hasta el presente continúan sin argumentos valederos criticando la convocatoria popular.

¡Habemus Plebiscito!, se alcanzaron las firmas necesarias y otras que sobraron, pero que se ingresaron al sistema informático electoral para respetar la voluntad del soberano de cambiar la historia.

Muchos de los detractores, hoy con el diario del lunes, se quieren subir al carro de El Chaná, Una caricia con sensación de bofetada recibieron por parte de quienes firmaron.

Recorrimos muchos kilómetros, vimos miles de firmas, las cuidamos como si fuésemos custodios del Santo Grial y las vamos a seguir defendiendo hasta que en octubre la ciudadanía le dé el respaldo que necesita para poder cambiar el rumbo.

Sólo hay dentro del Partido Nacional, para poder llevar adelante estos cambios con firmeza y sin vueltas, un candidato que ha sabido interpretar muy bien el sentimiento de los uruguayos. Ese candidato es Jorge Larrañaga, que sin miedo se la jugó, en solitario, y en solitario va recorriendo caminos.

A 11 meses y 16 días de haber comenzado la campaña de recolección de firmas, termina el proceso de validación por parte de la Corte Electoral, que habilita esta instancia.

El gobierno, y  el Pit Cnt, han establecido una especie de anti campaña, a Vivir Sin Miedo o sea que muy poco valemos los uruguayos para ellos.

Apelan a la mentira tergiversando la realidad, asustando con fantasmas del pasado, como poco más que los militares de estos tiempos saldrán con las tanquetas a la calle.

Hay que parar la mano. 14 años en la toma de decisiones, y no fueron capaces de frenar la delincuencia que ha destruido y destruye a familias enteras en cada rincón del país.

La libertad necesita ser conquistada y conservada por la conducta digna y perseverante de su pueblo  y por eso el respaldo de más de 405 mil compatriotas que esperan algo de los gobernantes que vendrán.

Larrañaga está pronto para llevar el timón de este país, no precisa rendir examen, dejó su impronta en 10 años como Intendente de Paysandú, no es un improvisado, ha ganado, ha perdido, se ha levantado, le han pegado y le dio al Partido Nacional todo en momento difíciles.

Esta campaña, Vivir Sin Miedo, le permitió conocer más a fondo, íntimamente la problemática de los uruguayos y tener de primera mano información que no se conoce, o no se dice.

Ya más tranquilo, seguro de sus pasos, se enfocará firmemente en la campaña rumbo a las internas de junio, con un norte, recibir el apoyo de los uruguayos, para que en octubre nos represente a todos los blancos y aquellos uruguayos, sin serlo le otorgue su voto de confianza y se transforme en el Presidente de todos los uruguayos.

Un Presidente que atienda los problemas de su gente y no los de una colectividad política.

Siempre he dicho que somos instrumento de una voluntad que no es la nuestra, y en estos 14 años de desgobierno del Frente Amplio, hemos sido castigados un día sí y otro también.

Puede que una actitud positiva no resuelva todos los problemas, pero molestará a suficientes personas para que el esfuerzo merezca la pena. ¡Vaya si este esfuerzo no valió la pena!

Sin miedo vamos, como Larrañaga, queriendo se parte de los cambios que el Uruguay necesita.

¡Hay Plebiscito, compatriotas! Una herramienta muy sentida para los uruguayos, no dejemos la oportunidad de torcer para bien el rumbo del país.

Tenemos mucho por rescatar, corregir, vivir. El Frente Amplio ha estado demasiado tiempo en el poder y ello ha degastado su legitimidad.

Dios nos dio el don de la vida; ahora depende de nosotros darnos el don de vivir bien.

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí