Siglo XXI : ¿Tiempos de superioridad racial?

0
Embajador del Estado de Palestina , Dr. Walid Abdel Rahim

Tec. Facundo O. Ordeig.-

Para cualquiera hispanohablante “Nakba” es un término árabe que significa desastre o catástrofe, pero ésta palabra representa algo aún más doloroso para un palestino debido a que hace referencia a la expulsión de su pueblo,  a la pérdida de sus hogares y a la destrucción de más de quinientas aldeas que sucedieron al mismo tiempo que las masacres cometidas por “bandas sionistas” que contaban con el respaldo del ejército colonial británico, pero si bien esto sucedió en 1948, las palabras del Embajador del Estado de Palestina el Dr. Walid Abdel Rahim dan a entender a que mientras tú lees éstas palabras, continúa sucediendo mediante un sistema de aparthaid implementado por el Estado de Israel que es respaldado por el Presidente Donald Trump, pero también por el silencio de los medios de comunicación internacionales que no muestran la realidad sino una parte de la misma, pero no se deben de olvidar las inumerables violaciones del Derecho Internacional y de los Derechos Humanos los cuales a pesar de contar con sanciones de Naciones Unidas, continúan sucediendo, pero antes de continuar es necesario que se comprenda que al momento de hablar sobre la causa palestina es debido dejar los posibles prejuicios de lado para comportarnos como una sociedad civilizada. Un musulmán no es miembro de la Yihad por el hecho de ser musulmán, así como tampoco un católico es parte de la Santa Inquisición por el hecho de ser católico ¿verdad?

El Sr. Emabajador llama a la búsqueda de soluciones diplomáticas, a la lucha pacífica, a la presión por parte de la comunidad internacional para de esta forma, combatir a los partidarios de la política de expansión de Netanyahu a los cuales considera partidarios de la extrema derecha debido a que la ocupación de territorios desembocan en la creación de asentamientos ilegales junto al saqueo de recursos naturales mientras que se pronuncian fuertes discursos de superioridad racial los cuales buscan, constantemente, despreciar a su pueblo e incitar a la violencia en su contra, quienes son las víctimas de una política colonial que se encamina a una estratégica construcción de bases militares israelíes en Medio Oriente. Y a raíz de esto no puedo evitar pensar en que los intereses geopolíticos, los intereses meramente económicos, o cualquiera sean, no pueden encontrarse por sobre los Derechos de un pueblo, menos aún en el Siglo XXI pues hemos visto lo que es capaz de hacer la falsa creencia de superioridad racial. El Nazismo, será nuestro ejemplo.

Hasta la próxima, pero aún queda mucho por decir…

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí