La contracampaña a ‘Vivir sin miedo’: esta película ya la vimos con el título ‘No a la baja’

2
Dicen No a la reforma, pero los uruguayos siguen muriendo en manos de la delincuencia

El proyecto de reforma constitucional en Uruguay, «Vivir sin miedo», presentado por el senador Jorge Larrañaga, obtuvo la adhesión de más de 400.000 voluntades de ciudadanos que están hartos de ver morir compatriotas en manos de una brutal delincuencia que azota al país, sin que las autoridades le pongan freno al verse superadas por el aumento de las rapiñas y homicidios.

Según cifras oficiales dadas a conocer por el gobierno uruguayo, en 2018 se cometieron 414 homicidios y 29.904 rapiñas (robos con violencia).

El año pasado se registraron 414 homicidios, lo que representa un incremento de 45,8% en comparación con las cifras de 2017, cuando hubo 283 asesinatos y en cuanto a las rapiñas, en 2018 se registraron 29.904, lo que indica un aumento de 53,8%, según cifras del Observatorio de Criminalidad y Violencia.

En un país con tres millones y medio de habitantes, son cifras que asustan a cualquiera.

Ahora surge un colectivo de organizaciones que buscan oponerse a un referéndum,  que posibilitaría la reforma de la Constitución, permitiendo la conformación de una Guardia Nacional militarizada, para combatir lo que la policía sola no puede contener.

Pero muchos -sin haber leído el proyecto de reforma- consideran que los militares no pueden salir a la calle a enfrentar a la delincuencia y allí está el grave error de estos colectivos, porque lo que se pretende es implantar una fuerza militarizada como ya existe con probada eficacia en otros países. Ejemplos: la Guardia Civil de España, los Carabinieri de Italia; los Carabineros de Chile, entre otras varias que actúan en conjunto con las Policías Nacionales.

Guardia Civil y Policía de España en patrullaje conjunto

Gobierno izquierdista de México impone la Guardia Nacional con militares

La semana anterior, el gobierno de izquierdas de México, presidido por López Obrador, se congratulaba de haber conseguido que con miembros de las Fuerzas Armadas, el Congreso autorizara la creación de la Guardia Nacional compuesta con militares del Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina, para combatir -junto a la policía- a la delincuencia que azota al país.

La alta comisionada de la oficina de derechos humanos de la ONU, la también izquierdista, Michelle Bachelet, felicitó a López Obrador y prometió la ayuda de su oficina en formar a los militares en temas de derechos humanos.

Pero aquí, surge el doble discurso; lo que le sirve a la izquierda de México,  no ha provocado que ni una sola voz de la izquierda uruguaya, se alzara en contra del proyecto similar al de «Vivir sin miedo» presentado por el mandatario mexicano.

Esta película ya la vimos cuando la plataforma del «No a la baja» en Uruguay, impulsó el voto en contra al proyecto de bajar la edad de imputabilidad a los 16 años para frenar la ola de delincuencia juvenil que hoy sigue arreciando en el país.

El proyecto para bajar la edad de imputabilidad no obtuvo los votos necesarios para convertirse en ley, pero lo más sugestivo es que quienes patrocinaron salvar a los menores infractores de ir a la cárcel, no presentaron una alternativa para corregir la situación de indefensión de los ciudadanos y conseguidos los votos, desaparecieron de la escena, haciendo mutis por el foro.

Ahora será lo mismo y es una película que ya vimos. Desde el colectivo de la contracampaña lanzan un slogan «no a la reforma, el miedo no es la forma» y  no hablan de soluciones para enfrentar a la delincuencia, solo de impedir que la reforma constitucional que puede salvar la vida de muchos uruguayos no prospere.

Mientras las víctimas caen por la violencia de los asesinos, algunos pretenden infundir el miedo sobre quienes pueden – en realidad- defender la vida de los uruguayos.

LEA: Modelo de Guardia Militar que propone Larrañaga funciona en España, Francia, Italia, Holanda, Portugal y Chile

 

 

 

2 Comentarios

  1. Manga de inútiles que están viendo morir a la gente humilde y trabajadora en manos de implacables homicidas y no les importa. Solo se oponen pero no dan soluciones. Sin dudas son los descerebrados que menciona su jefe Tabaré

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí