En estos días en la región se ha discutido si la década es ganada o perdida, todo debido si fue una buena década o mala económicamente hablando, esto básicamente se debe a si ganó o perdió en los diez años en cuestión.

En este momento se me ocurrió que la forma de solucionar esto es medir cuánto es doméstico y cuanto externo sobre resultado conseguido. Esto demuestra que el individuo común de la calle no sabe de esta materia que es un tema árido y aburrido.

Para comprobar esto recordé que una vez escuchando a un conferencista sobre un tema que no recuerdo cual era dijo que el producto mundial crece entonces si se toma en cuenta como hipótesis de trabajo que la asignación de productos el que es externo excluye automáticamente aquel que es doméstico o viceversa o sea que la condición de uno excluye la otra.

Con esta hipótesis de trabajo la suma algebraica debe ser igual producto bruto interno del país en cuestión, incluido el viento a favor o en contra que corresponda. En economía hay que ser al decir de ese gran premio Nobel de la materia que fue Friedrich August Von Hayek hay que ser contraintuitivo so pena de conseguir el resultado opuesto al que se quiere obtener.

Por esto es que a veces da como resultado exactamente lo contrario es decir que la década del 90 tan denostada, la malhadada sin perjuicio de haberse perdido, uno descubre que el esfuerzo doméstico es el mayor, lo que también comprueba que el tipo común el de a pie no es un erudito en estos temas.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí