Brasil: 105 homicidios en seis días en Espírito Santo, Fuerzas Armadas controlan seguridad pública

0

Vitória (ES) – Clima de tensión durante la protesta de vecinos frente al Comando General de Polícia Militar de Espírito Santo en Maruípe. Militares del Ejército a cargo de la seguridad en la región (Tânia Rêgo/Agência Brasil)
El gobierno del estado brasileño de Espírito Santo transfirió, hasta el 16 de febrero, el control operacional de los órganos de seguridad pública al general de brigada Adilson Carlos Katibe, comandante a cargo de las operaciones de las Fuerzas Armadas.
En un comunicado, el ministro de Defensa, Raul Jungmann, anunció que la Operación Capixaba recibirá un refuerzo de 550 militares de las Fuerzas Armadas, además de 100 integrantes de la Fuerza Nacional que pronto llegarán a Vitória, capital del estado, y serán destinados a patrullas en municipios del interior, uniéndose así a los 1000 hombres del Ejército y 200 hombres de la Fuerza Nacional que ya patrullan las calles de la región metropolitana de esa ciudad.
Número de asesinatos
La Secretaría de Seguridad Pública del estado aún no tiene un balance de los incidentes ocurridos el Espírito Santo desde que familiares de policías militares empezaron a manifestarse frente a los batallones.
Jorge Emílio Leal, presidente del Sindicato de los Policías Civiles de Espírito Santo (Sindipol), informó que desde el último sábado hasta la mañana de este jueves se registraron en el estado 105 homicidios, la mayor parte de los cuales en Vitória.
Asesinan sidicalista
El presidente del Sindicato de Conductores de Autobuses de la ciudad de Guarapari, Wallace Barão, fue encontrado muerto a tiros dentro de un coche en la mañana de este jueves (9), en Vila Velha, estado Espírito Santo. Tras la muerte del sindicalista, los conductores decidieron ponerse nuevamente en huelga en Vitória, capital del estado. Los autobuses habían vuelto a circular esta mañana.
Espírito Santo se enfrenta al sexto día de paralización de policías militares, lo que ha generado una grave crisis en la seguridad pública.
Manifestaciones
El estado de Espírito Santo se enfrenta a una grave crisis en la seguridad pública desde que la Policía Militar dejó de patrullar las calles. Las manifestaciones comenzaron el viernes (3), cuando familiares de policías, en su mayoría esposas, se concentraron frente a una sede del órgano policial en el municipio de Serra, y bloquearon la salida de coches de policía. Según informó una de las asociaciones de bomberos y policías, las protestas afectan a todos los cuarteles del estado.
La situación de inseguridad, que desató una ola de crímenes en el estado, llevó la alcaldía de Vitória a suspender la vuelta a clases en las escuelas municipales y la atención en centros de salud. El Sindicato de los Trabajadores de Carreteras del Espírito Santo informó en un comunicado la decisión de suspender las actividades de transporte de pasajeros hasta que la seguridad sea totalmente restaurada.
Agencia Brasil

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí